Experiencia personal arteterapéutica

En este relato lo que vais a encontrar es una REFLEXIÓN sobre un #ActoTerapéutico, una RESONANCIA como lo denominamos en este tipo de terapias.

Todo empieza con la decisión de acudir a una conferencia, “L’art i l’Experiencia Contemplativa”, impartida por @nuriamolinamate  realizada en la fundación – Àmbit, Ecología emocional, situada en la ciudad de Barcelona.

          ¿Cómo se inicia esta experiencia terapéutica? 

La Terapia no se limita en acudir a un espacio donde te acoge y acompaña un terapeuta, sino que va mucho más allá, se trata de un acto más profundo y a la vez cotidiano, como puede ser ir a un concierto, cocinar, plantar una semilla, mirar una puesta de sol o visitar una exposición. En este caso se inicia con la decisión de ir a una conferencia, realizar una actividad que ha despertado una gran curiosidad, en un lugar que desconoces y además te planteas ir solo. Puede ser que ahí se activen muchos de los miedos que con asiduidad nos bloquean. Miedo a tomar decisiones propias cuando siempre has tenido que pedir permiso o ha prevalecido la opinión de los demás. Miedo a hacer alguna actividad que está fuera de tu alcance o rompe con lo que llamamos zona de confort. Miedo a enfrentarse solo a una experiencia diferente.

          ¿Qué es lo que me MOTIVO ir a esta Conferencia?

Principalmente la palabra Arte, el deseo de aprender y a la vez la poniente, Nuria Molina, la primera arte terapeuta que me hizo amar esta terapia. Para movernos siempre debe existir un punto que genere y despierte nuestra motivación.

La hoja de presentación nos informaba del contenido de la conferencia que se intuía muy interesante y que personalmente no defraudo ninguna de mis expectativas.

Podíamos leer:

“El arte hoy corre el riesgo de quedarse en un producto de una* sociedad del entretenimiento*, de la evasión, que busca su consumo para salir de uno mismo. A si mismo corre el riesgo de que su valor sea proporcional a su espectacularidad y al reconocimiento mediático del artista.

A lo largo de la historia el arte ha ocupado un lugar sagrado. Contemplar una obra de arte no es mirarla con los ojos y comprenderla con la mente. El arte nos puede despertar el ser que somos, nos permite dejar una huella en este mundo de belleza y autenticidad. Nos ayuda a traspasar las fronteras de lo físico para habitar el mundo de los intangibles.

En esta conferencia reflexionaremos sobre como el arte, de cómo su práctica y/o su experiencia estética, nos ayuda a descubrirnos, a contemplarnos desde un lugar diferente, uno que nos pide silencio y una mirada atenta. El arte nos puede ayudar a conectar con nuestro ser más profundo, aquel que nos hace únicos y a la vez, tener conciencia que somos Uno.”

Una vez inmersa en la conferencia, la primera idea que me resuena y me gustaría resaltar es la gran importancia que tiene el poder desarrollar nuestro Talento ya que es lo que nos hace vibrar de una forma distinta. Otra reflexión muy interesante es la definición de Felicidad equiparándola a tener una vida contemplativa la que nos llevará a su vez a un crecimiento personal y a un conocimiento pleno de nosotros mismos. Cuando contemplamos, tanto una obra de arte como cualquier acto de nuestra vida cotidiana, nos despejamos de juicios, dejamos de comparar y con ello anulamos una posible competición. Una mirada contemplativa encuentra amor y belleza y sobrepasa la forma.

Descubro que existen tres vías de contemplación; el cuerpo que es la que nos da la posibilidad de Hacer. El corazón que es la que actúa a través de los Afectos, el no juicio y la tercera la mente que es la que nos da la información, el conocimiento y la que despierta la Indagación.

Nos propone dejarnos sorprender cada día, a quedarnos perplejos ante cualquier situación para detenernos y recapacitar antes de responder a cualquier estímulo. Contemplar hace que mantengamos nuestra curiosidad, actitud muy relevante para nuestro aprendizaje, pero sin olvidar la gran importancia del Hacer.

“ Si vas por un camino construido con tus propias manos, llegaras al lugar donde debes estar” Antigua máxima Egipcia.

En Arte terapia es fundamental el Hacer, el PROCESO, ya que este es el que te permite reconocer, liberar y tomar consciencia para poder transformar.

Cuando finalizó la conferencia, teníamos una hoja de papel en la que pedían escribir cinco palabras que resumieran la conferencia. Esta práctica es habitual en mis sesiones de terapia. Estas palabras resumen como te has sentido, de que has sido consciente y dan mucha información del resultado de la experiencia. Mis palabras fueron: CURIOSIDAD, SERENIDAD, INDAGAR, GRATITUD y AMOR.

La resonancia de este relato es: MOTIVACIÓN y REFLEXIÓN.

SUSANA OSMA
Directora & ArteTerapeuta PotenciArte Coach

 

 

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
Cuando visitas nuestro sitio web, podemos almacenar información a través de tu navegador en cuanto a servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Ten en cuenta que bloquear algunas cookies puede afectar tu experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.