Vibraciones del Color

Desde PotenciArte Coach hemos desarrollado un Taller Creativo en el que  tomaremos conciencia del gran poder del Color y como nos pueden ayudar a sanar nuestra salud mental y física. La Magia del Color.

Denominamos vibraciones según el diccionario como el conjunto de sentimientos o sensaciones que percibe una persona. El color lo definen como la impresión producida por un tono de luz en los órganos visuales, o más exactamente, es una percepción visual que se genera en el cerebro de los humanos y otros animales al interpretar las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores en la retina del ojo, que a su vez interpretan y distinguen las distintas longitudes de onda que captan de la parte visible del espectro electromagnético.

El color es el resultado de la difusión de los rayos que iluminan un cuerpo. El ojo humano sólo percibe las longitudes de onda cuando la iluminación es abundante. Con poca luz se ve en blanco y negro. En la superposición de colores luz, el color blanco resulta de la superposición de todos los colores, mientras que el negro es la ausencia de luz. En la mezcla de pigmentos, el blanco solo se da si el pigmento o el soporte son ese color, reflejando toda la luz blanca, mientras que el negro es el resultado de la superposición completa de los colores cian, magenta y amarillo, una mezcla que en cierta medida logra absorber todas las longitudes de onda de la luz.

En este artículo se tiene como objetivo, no hacer un estudio en profundidad de que es el color pero si nos referiremos a la gran importancia que éste y sus vibraciones ejercen sobre nuestro cuerpo. Se han realizado varios estudios demostrando que sus vibraciones son mucho más altas que las del sonido, por lo que podemos afirmar que el color ejerce, en consecuencia, un impacto muy fuerte sobre el ser humano o sobre cualquier sustancia viviente.

Nuestro cuerpo es capaz de absorber y reflejar esos rayos de luz y con su mezcla se produce en el ojo la expresión de un color determinado. Una tela nos parece roja porque refleja el rojo y absorbe todos los demás colores. Los cuerpos que reflejan todos los rayos solares nos parecen blancos, mientras que aquellos que los absorben todos nos parecen negros. Según esto, resulta evidente que el color aparente de un cuerpo para nuestro ojo debe variar según la naturaleza de la luz que lo ilumina.

Sea cual fuere el color con el que nos rodeamos, lo estaremos impregnando en nuestra mente, sentimientos y cuerpo. Cada color constituye una tasa especial de vibración que será su cualidad. En argot eléctrico, cada color es una frecuencia especial que es la manifestación de una forma definitiva y cualidad. Absorberemos a través de los ojos la cualidad de cada color que se contemple y esa cualidad quedara registrada en nuestro cuerpo.

     Influencias psicológicas y psíquicas de los colores.

Como nos dice Miriam Garvalho, es preciso resaltar la gran influencia que los colores tienen en nuestra vida, hemos de reconocer que nos transmiten sensaciones, emociones, sentimientos, poniendo en foco también factores energéticos, psicológicos y metafísicos.

Haremos una pincelada de cómo algunos colores actúan sobre aspectos en nuestra alma:

El Blanco, suma de todos los colores, es signo de pureza, paz, fuerza divina. El Violeta, unidad de todas las fuerzas, plenitud espiritual, transmuta la energía negativa en positiva, rescata la autoestima y ayuda a vencer cualquier tipo de imperfección. Azul, equilibrio, tranquilidad, idealismo, paz, seguridad, cooperación, integridad. Verde, trabaja la cura física, activa la energía psíquica, la armonía, la flexibilidad, la comunicación, la capacidad de renovación. Amarillo, desarrolla el intelecto, la inteligencia, la imaginación, la sabiduría y el liderazgo. El Naranja es fuerza telúrica, concretiza objetivos, activa la capacidad de realización. El Rosa, afectividad. Vibra el amor en todos los sentidos, romanticismo, sensibilidad, motivación, dulzura. El Rojo, impulsividad, pasión. Marrón, responsabilidad, conservadurismo. Negro, conocimientos ocultos, misterios y aísla la energía negativa.

     Los Chacras y sus colores.

Los Chacras son centros de energía situados en el cuerpo humano. Se dividen en siete centros energéticos en los cuales se recibe, se transforma y se redistribuye la energía.  No podemos verlos, pero si aprendemos a identificarlos podemos sentirlos y, lo que es más importante, podemos influir positivamente en ellos, por ejemplo, desbloqueándolos cuando no permiten que las energías fluyan.

Cada uno de estos centros tienen influencia sobre un área diferente del cuerpo y sobre unos aspectos determinados de nuestra vida. Cada chacra tiene un color que lo representa y que posee un significado propio. Por su lado la luz blanca puede ser descompuesta en todos los colores del espectro visible por medio de un prisma y en la naturaleza esta descomposición da lugar al arcoíris. Curiosamente los colores de los chacras corresponden a los siete colores del arcoíris.

  • Chacra raíz; Está situado justo al final de la columna y controla todo lo relacionado con los deseos. Controla la sangre y por tanto la vitalidad y la energía. El color que lo rige es el rojo.
  • Chacra sacro; Situado en la zona del bajo abdomen, es el que controla la creatividad, las emociones y el deseo del cambio. Su color es el naranja.
  • Chacra del plexo solar; Está situado en el centro del cuerpo, a la altura del estómago. Se encarga de controlar la capacidad de realizar diferentes tareas a un mismo tiempo y rige la inteligencia. Su color es el amarillo.
  • Chacra del corazón; Situado a la altura del corazón. Si la persona lo tiene bien abierto puede atraer el amor y la positividad a su vida. Su color es el verde.
  • Chacra de la garganta; Lo encontramos en el centro del cuello, justo a la altura de la garganta. Se le considera el chacra de la comunicación. Su color es el azul turquesa.
  • Chacra tercer ojo; Situado en el entrecejo, entre los dos ojos. Le denominan el tercer ojo y es el de la intuición. Su color es el azul índigo.
  • Chacra corona; Esta situado en la coronilla de la cabeza y es el que nos une con nuestra parte más espiritual. Su color es el violeta.

Teniendo en cuenta Vibraciones, influencias y energías del color hemos desarrollado un taller muy especial en el que se trabaja con el color y todas sus cualidades. Experimentaremos y pintaremos con los siete colores del arcoíris y descubriremos muchos aspectos de los colores que nos rodean que seguramente desconocemos. Tomaremos conciencia de su gran poder y como nos pueden ayudar a sanar de una forma creativa. Además, aprenderemos a incorporar toda la información a nuestra vida cotidiana, de una forma sencilla, para que nos podamos rodear de los colores que más nos favorecen o que consideremos necesarios para nuestra salud mental y física.

SUSANA OSMA
Directora & ArteTerapeuta PotenciArte Coach

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
Cuando visitas nuestro sitio web, podemos almacenar información a través de tu navegador en cuanto a servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puedes cambiar tus preferencias de privacidad. Ten en cuenta que bloquear algunas cookies puede afectar tu experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.